Pianos Yamaha: El piano y su evolución con el transcurrir del tiempo

21/10/2017
by yamir palma
pianos yamaha

Sean bienvenidos a una nueva entrada de este blog web que Faly Music pone a su disposición. En esta ocasión les hablaremos sobre los pianos y su desarrollo a través de la historia, así como su importancia en la música de hace algunos siglos y de nuestros días. Se trata sin duda del rey de los instrumentos musicales y por ende consideramos menester hablar sobre este tema que seguro agradará a muchos lectores. Recuerden que si necesitan un ejemplar de este instrumento no debe dudar en acudir con nosotros, tenemos pianos Yamaha de alta gama entre otros modelos más accesibles para ustedes.

Cierto es que ya hemos hablado anteriormente sobre los pianos, más aún no damos una aventura sobre la genealogía de este instrumento que se ha expresado con mayor fuerza y sofisticación, a través de la música clásica. Creemos que es menester hablar más sobre a quién consideramos el rey de todos los instrumentos musicales, no sólo en la formación clásica sino en toda la música en general, incluida la de origen popular, debido a su importancia trascendental en la vida sonora de las personas de hace siglos e incluso en la actualidad. Sólo algunos saben que el formato del piano fue desarrollado tal y como se conoce en nuestros días, a partir de dos instrumentos populares en el barroco, a saber, el clavicordio y el clavecín. Con más precisión, el piano fue dado a la luz gracias a la labor de Bartolomeo Cristoforii di Franesco en las regiones de Florencia a principios del siglo XVIII.

Ahora bien, el piano como tal no lleva originalmente el nombre por el que hoy en día todos le conocen, sino que desde su invención fue bautizado como “fortepiano” sin embargo, quizá por comodidad, se comenzó a llamarle “piano” de forma abreviada. Es importante mencionar este detalle pues en el nombre original puede hallarse la naturaleza misma del instrumento como veremos a continuación. El fortepiano, desde su origen represento un acontecimiento revolucionario en la historia de los instrumentos con formatos de teclas como lo es el clavecín, debido a que gracias a su capacidad de ser tocado desde piano suave hasta piano fuerte (forte), pasando inclusive por una gran diversidad de puntos en medio como el mezzoforte, el mezzopiano, etcétera, han podido ser matizados los sonidos del piano con un amplio abanico de posibilidades, lo cual fue de suma relevancia para los compositores del Romanticismo. Ejemplos de ello pueden observarse en las sonatas de Beethoven o Chopin, en donde dichos matices abarcados por todo el piano fueron muy importantes para el carácter y la dinámica de cada obra.

Al principio los fortepianos fueron confeccionados con maderas especiales y su sonido era bastante delicado y sutil. Por otra parte, los pianos de los tiempos modernos llamados “pianoforte”, cuentan con un marco de metal cuyo fin es soportar la tensión que generan las cuerdas, asimismo poseen martinetes más grandes y cuerdas de mayor resistencia, por lo que pueden tocarse piezas con dinámicas que requieren de suma fuerza. Además cuentan con varios pedales que permiten que el martinete golpee de forma diferente en las cuerdas, asimismo, posibilita que se liberen los cordajes o se aplique sordina.

Aunque también cuenten con un diseño de teclas, no deben confundirse los pianos con los clavecines (harpsichord en inglés) ni tampoco con los teclados ni los sintetizadores. Esto se debe no sólo a que el mismo formato de teclas es distinto sino también difieren los mecanismos por los que pueden generar sonidos y con ello música. Por ejemplo, el clavecín es un instrumento en el cual, las cuerdas se accionan mediante la colocación de ganchos que las pellizcan de manera similar a la digitación, en la que los dedos rozan los cordajes de instrumentos de cuerda como las guitarras o arpas. El clavicordio por su parte tiene un mecanismo de percusión, mientras que los teclados y los sintetizadores actúan a través de sistemas complejos que fungen con electricidad. En el caso del piano, cada cuerda es golpeada por medio de piezas que reciben el nombre de martinetes, es decir, se emparenta con los instrumentos de percusión. Con respecto al número de teclas, en la actualidad se maneja una medida estándar de 88 teclas, de las que 52 son blancas y 36 negras, aunque existen variaciones según el modelo y el precio del ejemplar.

Ahora bien, durante los siglos XIX y XX, los pianos se confeccionaban principalmente por agrupaciones y firmas de Europa, por ejemplo, en Francia los fabricaba Pleye, el Austria Bösendorfer y en Alemania, Blüthner, Grotrian Steinweg y Bechstein. Más, su aparición y producción en las tierras americanas se dio en plena mitad del XIX cuando emigró Engelhard Steinweg a USA y fundo en dicho país la aclamada firma Steinway & Sons, la cual es reconocida por sus populares pianos Steinway de cola. Posterior a su establecimiento, fundó el aventurado europeo una fábrica en la ciudad de Hamburgo. Sin embargo, su difusión no se limita a Norteamérica y Europa, ya que en las últimas décadas los países de oriente están fabricando pianos de cola, pared o espineta, bastante sofisticados y soberbios. Como ejemplo de lo dicho, cabe mencionar a los pianos Yamaha y Kawai en la nación del sol naciente. Asimismo, los chinos y los coreanos también destacan con sus modelos finos y bastante competitivos en el mercado.

Gracias a toda esta evolución, desarrollo y propagación del piano a través de la historia de todos los pueblos, se ha convertido en un instrumento que no debe faltar en toda clase de música, desde las sonatas para uno o incluso cuatro pianos, hasta los magnánimos conciertos sinfónicos como parte de las orquestaciones. Esto con respecto a la música clásica, más también destaca en la música popular como las agrupaciones de rock, el tango, el jazz, etcétera.

Esperamos que esta entrada haya sido amena, recuerden que si necesitan un excelente ejemplar, en Faly Music hallará los mejores pianos, como los pianos Yamaha de alta calidad, y en varios precios y modelos que ofrecemos. Agradecemos su visita esperando nos contacten próximamente. ¡Vuelvan pronto!