La visita a la tienda de instrumentos musicales: una experiencia muy satisfactoria

Posted by   Music Faly
19/08/2016
0

No importa si somos melómanos o músicos profesionales, o los dos al mismo tiempo; una tienda de instrumentos musicales será siempre uno de los lugares preferidos para visitar. 

Podemos perdernos por horas buscando el instrumento que deseamos, ver cada detalle de todas las piezas allí expuestas, pues cada complemento, refacción y estuche se convierte en el objeto más deseado. Es muy placentero caminar por los pasillos y encontrar una buena partitura, un atril que quizás no necesitamos pero que se vería increíble en nuestra sala, junto a la guitarra que tanto amamos o al piano que todas las noches tocamos.

Cuando entramos a una tienda de instrumentos musicales entramos a terreno conocido y buscamos la perfección, tanto en los productos que se ofrecen como en la calidad y atención de los vendedores, porque ¿qué tienda puede contratar vendedores que no amen la música y que no puedan, y quieran, guiarte en la búsqueda de los que necesitas? Y es que cuando nos acercamos a un vendedor muchas veces buscamos la complicidad: que nos permitan probar el instrumento que será parte de nuestra vida profesional o de aficionado. Queremos saber qué es lo que nos estamos llevando a casa, sentir su peso, su rango tonal, la calidad de las piezas con las que está elaborado.

Si el vendedor sabe y conoce todo lo que vende podemos tener una experiencia más completa, pues entenderá que como músicos o melómanos que somos vamos a querer indagar en cada detalle, pues la perfección es parte de la obsesión. 

Si somos percusionistas vamos a querer sentir la calidad del cuero con el que las congas o dyembes están fabricados. Queremos conocer su potencia y la suavidad de un buen pedal para cajón o batería. Por otro lado, si estamos en busca de unas cuerdas nuevas o un arco para violín buscaremos una buena asesoría sobre la calidad de los materiales o los nuevos productos que puedan dar mejor manejabilidad a nuestro instrumento. Si, en cambio, pedimos que nos sea mostrado un piano, queremos que este esté en buenas condiciones para poder conocer la calidad de la que gozaremos cuando esta pieza esté por fin en nuestra casa o estudio.

Una tienda de instrumentos musicales debe saber que tiene una clientela exigente, pero que si se la gana con conocimiento y complicidad, los clientes serán leales y siempre buscarán entrar a su espacio y comprar con ellos, pues la experiencia siempre será maravillosa.

También hay que considerar la existencia de esos clientes que van empezando en el mundo de la música, que entrarán con un poco de miedo y recelo, que querrán conocer todos los instrumentos y que no sabrán mucho. Éstos pueden ser los mejores clientes posibles en una tienda de instrumentos musicales, pues es posible asesorarlos desde un principio y ayudarlos a encontrar lo que necesitan. Dado lo anterior, es importante prestar especial atención a este tipo de clientes, pues es común que por su falta de conocimiento sean tratados de mala manera en otras tiendas, pues los vendedores o dueños  suelen ser conocedores y tratan de manera déspota a este tipo de personas que apenas buscan adentrarse en el ámbito música.

El ambiente y la decoración son igualmente factores importantes, y una buena disposición de los elementos que se tiene en venta ayudará a que los clientes encuentren sin problemas lo que están buscando, además de que lucirán más logrando mayor atracción. Como clientes buscamos que todo esté a la mano y que no batallemos en encontrar lo que buscamos. Además, deseamos que al encontrar el instrumento o refacción esté en buen estado, pues es horrible ver una caja maltratada, en donde lo más probable es que el contenido esté dañado. Al entrar en tiendas de instrumentos musicales, encontrarnos con una decoración ad hoc será sumamente placentero, pues nos sumergimos inmediatamente en un mundo de ensueño.

La música de fondo también es muy importante, y cuidar el volumen y la ecualización de ésta es primordial, pues es muy molesto entrar a una tienda y sentir la distorsión de los bajos. Si la música no suena con un buen volumen y sólo sentimos las ondas rebotar por los cristales, haremos que todo se eche a perder y los clientes saldrán corriendo, pues más que lograr llamar la atención se ahuyentaran por la mala calidad del sonido.

Un buen equipo de sonido es algo que todo amante de la música reconoce, y que en la tienda en donde compramos nuestros instrumentos exista también una gama amplia de aparatos de sonido de calidad, no tiene precio. Cuando logramos encontrar tiendas de instrumentos musicales que tiene todo lo que buscamos, buena música a un buen volumen, decoración de 10, ambiente entre amantes de la música, vendedores comprometidos y que saben que lo que buscamos es la máxima calidad, nos sentimos muy satisfechos. Y si además podamos escoger las mejores marcas de componentes, ya no saldremos de ahí, pues se convertirá en un lugar que se visitará al más mínimo pretexto. Quizá la cuerda de la guitarra aún no esté rota, pero debemos ir por el repuesto inmediatamente, y de paso, necesitamos algo para limpiar nuestros amados instrumentos o un nuevo afinador.

Cualquier pretexto es bueno para regresar al lugar en el que nos sentimos bienvenidos y como en casa. En Faly music, sabemos lo importante que es el detalle en cada aspecto de una tienda de instrumentos musicales y sabemos también que como amante de la música y músico profesional que eres, buscarás solamente la excelencia en todo lo que una tienda te puede ofrecer. Por eso no sólo tenemos los mejores instrumentos de las mejores marcas, sino también contamos con los vendedores mejor capacitados que pueden ayudarte a encontrar lo que necesitas. Y si eres nuevo en el terreno, no te preocupes porque no dudarán en asesorarte para que encuentres lo que te puede ayudar a emprender tu propio camino musical. Ven con nosotros, conoce Faly music y siéntete como en casa.

Comentarios

No hay comentarios recientes

Escribir comentario