Clarinetes Buffet: el papel de los clarinetistas en la historia del jazz

Posted by   Music Faly
04/07/2016
0

Bienvenidos sean a una entrada más de Faly Music, esta vez, les hablaremos sobre el papel que desempeñaron los clarinetistas en la historia de uno de los géneros más diversos y populares: el jazz. Recuerden que si necesitan instrumentos de alta calidad acudan con nosotros, donde les ofrecemos, entre otros productos, excelentes clarinetes Buffet.  

Los clarinetistas en el mundo del Jazz.

Pese a que es un instrumento no tan conocido dentro de la escena jazzística, en comparación con el saxofón (considerado el instrumento emblemático de este género), el clarinete ha estado presente desde los orígenes del jazz a principios del siglo pasado. El jazz se originó dentro de las comunidades afroamericanas, las cuales, a la vez procedían de la población esclava traída a América. Aunque hayan sido oprimidas durante un largo periodo, en las zonas sureñas norteamericanas, la población negra comenzó a crear para sí misma, música con los instrumentos que disponían, los cuales, eran de pésima calidad  y a la vez eran interpretados por músicos sin formación educativa. Más, quién iba a pensar que de esas semillas surgiría una de las expresiones artísticas y musicales más originales y diversas del siglo XX.

Como en muchas culturas y agrupaciones humanas colonizadas y dominadas por los occidentales, el jazz fusiona dos elementos de diferentes procedencias: las melodías y ritmos de los africanos; y las formas y armonías europeas. Antes de la guerra civil en las colonias norteamericanas, los esclavos no tenían el derecho de tocar música ni instrumentos, sólo a cantar himnos de corte cristiano (el góspel es uno de los más claros ejemplos de estos coros). Más, con el fin de este conflicto armado, pudieron hacerlo libremente, aunque cabe mencionar que la situación de marginalidad y subestimación seguía vigente.

En Nueva Orleans, los músicos negros encontraron resguardo bajo las bandas musicales de la milicia estadounidense. De esta integración, surgió uno de los antecedentes más emblemáticos del jazz, el ragtime. A partir de entonces, dentro de las mismas comunidades afroamericanas comenzaron a conformarse agrupaciones de pocos integrantes, las cuales, contaban con 3 instrumentos básicos de viento: el trombón, la trompeta y el clarinete. Tuvieron que pasar unos años más, para que en 1917 se realizara la primera grabación del género por parte de la “Original Dixieland Jazz Band”, integrada por un baterista, un pianista, un cornetista, un trombonista y un clarinetista. Con respecto a este último instrumento, fue ejecutado para dicha banda por Larry Shields, sin embargo, antes de la ODJB  ya existían instrumentistas destacados como S. Bechet.

Dentro de la ciudad de Nueva Orleans en los años 20s, destacaron tres personajes dedicados al clarinete: Jimmie Noone, Johnny Dodds y Sidney Bechet, los cuales a la vez, se inspiraron en otros maestros de la ejecución como George Baquet, Lorenzo Tio y Alphonse Picou. Cabe mencionar que los antiguos músicos afroamericanos (debido a las condiciones de pobreza a las que eran sometidos) usaban instrumentos de pésima calidad y tuvieron que pasar algunas décadas para que comenzaran a usarse los clarinetes Buffet.

Durante estos años se conformaron las generaciones más relevantes del naciente género swing. Ya en los años 30, el swing era popular gracias a músicos que llevaron los sonidos de la negritud, de la marginalidad al reconocimiento, como el legendario Benny Goodman. A partir de entonces, el jazz sería asimilado por toda la población norteamericana, convirtiéndose en un ícono de la industria cultural de E.U. En los 40s, pese a que el clarinete había posibilitado la aparición de los géneros y subgéneros del jazz, comenzó a ser eclipsado por el saxofón, el cual, terminó convirtiéndose en el instrumento ícono, más, eso no impidió que muchos continuaran implementado clarinetes en sus composiciones. Este declive de la ejecución clarinetista, se dio con el creador del bebop, un género más complejo que el swing, a saber, Charlie Parker. Dentro de esta década en la historia jazzística, el clarinetista más representativo fue Buddy De Franco, aunque también destacó la participación de Jimmy Giuffre, el cual se volvería un referente del free jazz en los años 70s.

En los años de posguerra, es decir en los 50s, hubo un regreso hacia las sonoridades tradicionales, aunque con armonías más complejas. En esta mitad de siglo, cabe mencionar a excelentes clarinetistas como Acker Bilk y George Lewis. Este retorno a la tradición, no derivaría en un estancamiento, sino en una diversificación sin precedentes en la historia del jazz, ya que surgirían en los 60s muchos subgéneros: el free jazz, el modal jazz, el soul jazz, etcétera. Dentro de estos subgéneros no hubo mucha presencia del clarinete, más, Eric Dolphy lo revitalizaría y lo reincorporaría en las líneas estilísticas del momento, añadiendo instrumentos graves familiares al clarinete, además de su modo de tocarlos, el cual rozaba con el free jazz.

Fue gracias a Dolphy, que el clarinete volvería a ocupar un lugar principal, lo cual se corrobora al observar a diversos músicos como Anthony Braxton, Gianluigi Trovesi, David Murray, John Surman y Hamiet Bluiett, los cuales, no se especializaban en el clarinete, sin embargo fueron arrastrados a experimentar con él. Este interés por el clarinete, abriría paso a uno de los proyectos con mayores concentraciones sobre la historia del clarinete en la escena jazzística, a saber, la Clarinet Family nacida en 1984 bajo la dirección de Hamiet Bluiett, asimismo, permitió su popularización y uso continuo en las bandas de jazz.

Esperamos que esta entrada haya sido amena, por ahora nos despedimos invitándolos a que nos visiten para que adquieran los mejores clarinetes Buffet. ¡Hasta la próxima!

Comentarios

No hay comentarios recientes

Escribir comentario